La importancia de la oración

La oración un dialogo con Dios

La oración es un diálogo entre Dios y su pueblo, es un hábito de suma importancia para nuestra vida cristiana porque nos ayuda a mantenernos en contacto con el Señor.

Lo interesante del caso es que estemos capacitados para que nuestra oración sea eficaz y podamos ver el fruto de ella en nuestra vida.

Esta nota esta dividida en dos capítulos y la intención es ver algunos aspectos claves de la oración para poder desarrollar este hábito en nuestra vida.

Capítulo 1. Pedir para recibir.

Santiago 4:1-3
La amistad con el mundo

1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?
2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.
3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Esta porción de la escritura nos enseña dos cosas que necesitamos pedir para recibir, a través de la oración y nos indica que debemos aprender a pedir bien. En otras palabras necesitamos ser capacitados para saber pedirle al Señor.

  • No tienes porque no pides.
  • Pides y no recibes porque pides mal.

En otras palabras hay que orar para recibir y hay que aprender a orar bien.

En el evangelio según Lucas, capítulo 11 desde el verso 1 al 13, Jesús les enseña a orar a sus discipulos y es ahí cuando les da la oración modelo mejor conocida como El Padre nuestro.

Lucas 11:2-4
2 Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 3 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

A partir del versículo 5, Jesús les da dos ejemplos de aplicación de la oración. El primero es este:

1. La relación con el amigo.

Lucas 11:5-10
5 Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, 6 porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante; 7 y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? 8 Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. 9 Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Esta enseñanza nos da un ejemplo de una relación porque habla de un amigo, de tener una amistad con Dios y habla de la importunidad, en otras palabras de la insistencia. Cierra el ejemplo diciendo:

Lucas 11:10
10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

En otras palabras nos habla de orar insistentemente para ver la mano de Dios trayendo bendición. El apóstol Pablo nos lo dijo de la siguiente manera:

Romanos 12:12
12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

2. La relación con el Padre.

Lucas 11:11-13
11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

En este otro ejemplo que uso Jesús pone de ejemplo ahora la relación con un Padre y menciona nuestro Padre Celestial, hablando de una relación directa con el Señor.

Es muy interesante este ejemplo que nos da Jesús porque habla de pan, pescado y huevo, refiriendose al alimento; pero cuando habla de nuestro Padre Celestial dice que nos dará al Espíritu Santo a quienes se lo pidan.

En este ejemplo nos da un tip muy tremendo que podemos aplicar a nuestra oración, Pedir al Espíritu Santo debe ser nuestra prioridad porque con Él, todas nuestras necesidades son suplidas.

En otras palabras nuestra primera petición en nuestra oración debe de ser por lo espiritual de Dios, porque esta es la manera correcta de pedir. De esta manera aplicaremos el consejo que nos da Santiago

Santiago 4:3
3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Pedir lo espiritual primero es la forma correcta de pedir y posteriormente podemos pedir lo material. Porque lo material es un reflejo de lo espiritual, así nos lo dice el Apóstol Pablo.

Hebreos 11:3
3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Es importante mencionar que la Palabra del Señor nos sirve de guía para pedir lo espiritual, veamos algunos ejemplos:

  • Pedir al Espíritu Santo. (Lucas 11:13)
  • Pedir Sabiduría de Dios. (Santiago 1:5)
  • Provisión (Génesis 22:14)
  • Sanidad (Isaías 53:3)

Capítulo 2. La oración eficaz.

El Señor nos quiere capacitar para llevarnos a realizar oraciones eficaces veamos como nos lo describe el libro de Santiago.

Santiago 5:16
16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

La oración eficaz del justo puede mucho, antes de continuar sería bueno ver el significdo de la palabra eficaz.

Eficaz o Eficacia
Capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera.

Real Academia Española (RAE)

En otras palabras El Señor nos quiere llevar a que nuestra oración traiga frutos, de algún resultado o que produzca algún efecto.

¿Cómo se hace una oración eficaz?

La respuesta a esta pregunta nos la contesta el Apóstol Pablo en la siguiente escritura:

Hebreos 4:12
12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

La palabra de Dios es viva y eficaz, en otras palabras la palabra del Señor produce resultados, da frutos, etc.

Una oración basada en la palabra de Dios será una oración eficaz.

Así nos lo confirma el Señor en la siguiente escritura:

Isaías 55:10-11
10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come,
11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Su palabra no volverá a el vacía, esto es cuando nosotros declaramos su palabra esta vuelve al Señor, pero lo hará cumpliendo su voluntad y siendo prosperada en lo que Él la envié.

Por esto de suma importancia conocer la palabra del Señor porque ahí esta su voluntad y la fuente de toda oración eficaz.

Deja que el Señor te capacite en el hábito de la oración, para que esta sea eficaz y veas la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta obrando en tu vida.

Be the first to comment on "La importancia de la oración"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.