El Poder de la Unidad.

El poder de la unidad

La Unidad es un gran anhelo que hay en el corazón de nuestro Señor. La Unidad es algo que nos fortalece como matrimonio, como familia, como iglesia, como ciudad, como Nación. Es un elemento que indudablemente nos fortalece mucho y que nos ayuda a salir victoriosos.

Es importante saber que hay un espíritu de división que opera hoy en día y cuyo objetivo es traer división para debilitar, hablando particularmente de los matrimonios la palabra Divorcio habla de división y esta división es algo que trae muchos problemas particularmente en la descendencia, o lo que es lo mismo en los hijos. En la Biblia los hijos o descendencia esta llamada a ser poderosa en la tierra.

Salmos 112:1-2Reina-Valera 1960 (RVR1960).

112 Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. 2 Su descendencia será poderosa en la tierra; La generación de los rectos será bendita.

Salmos 127:3Reina-Valera 1960 (RVR1960)
3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.

Uno de los significados que establece la RAE para la palabra Divorcio es:

Separar, apartar personas que vivían en estrecha relación, o cosas que estaban o debían estar juntas.

Hoy en día vemos que el divorcio es un tema que ha golpeado mucho a los matrimonios y a las familias, debilitando a la sociedad y por supuesto a los hijos. El espíritu de división busca debilitar matrimonios, iglesias, naciones. Para que no puedan caminar, para que no puedan llegar al cumplimiento de la promesa que el Señor nos ha hecho, y uno de sus objetivos es que esas generaciones futuras no sean poderosas en la tierra.

Para contrarrestar al espíritu de división, es muy importante buscar al Señor, buscar su palabra para estar alineados a sus pensamientos, a su voluntad, y la Unidad es algo que esta alineado a la voluntad de Dios en definitiva.

El Señor habita en la unidad.

Deuteronomio 6:4-6Reina-Valera 1960 (RVR1960)

4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
5 Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

Dicen los estudiosos que los versículos anteriores se refieren a que así como nosotros estamos compuestos por cuerpo, alma y espíritu, así el Señor también está formado por el Padre, el Hijo y el E.S. Por esto dice la escritura en el Génesis que el Señor nos hizo a su imagen y semejanza.

Jesús nos deja conocer lo que hay en el corazón del Padre.
Juan 17:21 (RVR1960)
21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

El Señor quiere que caminemos en unidad como matrimonio, como familia, como iglesia, como nación ahí es donde está la nuestra fortaleza porque donde hay unidad ahí está el Señor.

¿Cómo puedo lograr la unidad?

Una gran pregunta sería ¿cómo puedo lograr esa unidad? Hay una pequeña fórmula que te quiero comentar y esta es la siguiente:

El Perdón trae Paz y la Paz trae unidad.

Nosotros hoy tenemos comunión, (Relación, unidad) con el Señor porque el trajo perdón a nuestros pecados a través de nuestro Señor Jesús y esto nos trajo Paz con Dios y es por ello que hoy podemos tener unidad con él.

Pero todo empieza en el perdón.

El perdón es una actitud esencial en nuestro matrimonio, familia, iglesia, etc. El perdón no es un sentimiento el perdón es una decisión. Es decir yo tomo la decisión de perdonar y cuando hago esto, el sentimiento viene después. Lo más importante de esto es que el Señor está interesado en ayudarnos a perdonar.

Mateo 6:12Reina-Valera 1960 (RVR1960)
12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
Cuando perdonamos nosotros también somos perdonados y esto nos lleva a tener paz.

Debemos tener cuidado con el orgullo, ya que el orgullo trae egoísmo y esto trae consigo mucha división.

En los matrimonios una de las razones por las que no podemos llegar a la unidad es que no dejamos morir el orgullo, el matrimonio es un lugar en donde nuestro orgullo debe morir y es algo que no muchos dejan que pase y esto trae problemas.

El orgullo nos aleja de la gracia de Dios.

La escritura nos dice esto de una forma muy clara.

Santiago 4:6Reina-Valera 1960 (RVR1960)
6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

La Gracia tiene muchos significados entre ellos está el perdón, aceptación y elección, es por la Gracia de Dios que nos ayuda a ser gente que provoque unidad. En definitiva el da gracias a los humildes, por eso debemos tener un corazón humilde para tener actitudes que agraden al Señor. Por definirla de alguna manera la humildad es ausencia de Soberbia, de creernos mayores a los demás y tratar a los demás como insignificantes. La soberbia es algo que debemos evitar porque nos aleja del Señor.

Busquemos el fruto del E.S.

Cuando hablamos de fruto hablamos de resultados,  y el fruto del E.S lo podemos ver en la siguiente escritura.

Gálatas 5:16-23Reina-Valera 1960 (RVR1960)
16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

¿Cómo alcanzo el Fruto del Espíritu Santo.?

Leyendo su palabra, orando buscando al Señor, adorándolo en todo tiempo, en otras palabras pasando tiempo con él. Como dijimos anteriormente el fruto se refiere a un resultado. Buscar a Dios no es pérdida de tiempo, él nos hace más productivos, él nos hace victoriosos, él nos da fuerzas, él nos sostiene. Cuando hemos pasado tiempo con el Señor esto se nota y la misma gente se convece de que hemos estado con Jesús como lo dice la siguiente Escritura.

Hechos 4:13Nueva Versión Internacional (NVI)
13 Los gobernantes, al ver la osadía con que hablaban Pedro y Juan, y al darse cuenta de que eran gente sin estudios ni preparación, quedaron asombrados y reconocieron que habían estado con Jesús.

Un ultimo consejo, pasa tiempo con el Espíritu Santo.

La imagen que acompaña esta nota esta Diseñada por Jcomp / Freepik.

Be the first to comment on "El Poder de la Unidad."

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*